Dealing With My Pain

Lidiando con Mi Dolor

Antes de unirme a SA, intenté tantas veces dejar de consumir, pero nada funcionó para mí, así que solía decirme a mí misma que no había recuperación aun cuando escuchaba historias sobre personas que estaban en recuperación. ¡No consideraba nada!

Al principio, cuando me uní a SA, mi mente se negaba a creer en el poder de este programa. Estaba en total negación. Más tarde, mi mente y mi forma de pensar comenzaron a cambiar. Mi historia comenzó cuando admití que soy impotente ante la lujuria. Necesito un poder mayor a mí, necesito un poder mayor que mi adicción, y ese es mi Poder Superior.

He sido miembro de SA durante unos 3 años y he estado sobria durante más de un año y medio. Para poder vivir una vida mejor, mi recuperación tiene que abarcar los tres aspectos: emocional, espiritual y físico.

En cuanto al aspecto emocional, viví unos 25 años en la oscuridad de mi adicción. Hubo momentos en que intenté suicidarme. Hubo momentos en que lloré de dolor. También soy una persona hipersensible, así que me disparo fácilmente. Así que tengo que trabajar en todas esas cosas.

Perdí muchos trabajos en el pasado. Entré en pánico debido a la falta de seguridad financiera. Contraje muchas enfermedades somáticas. El programa y la terapia me enseñaron cómo reconocer mis sentimientos y cómo cuidarlos. Aprendí mucho sobre la realidad de mi adicción y las causas de mis recaídas. Aprendí a describir mis emociones y todavía estoy aprendiendo.

En este momento estoy lidiando con mi trastorno de estrés postraumático con mi terapeuta. Es un viaje difícil que requiere mucha vulnerabilidad y valentía. Estoy lidiando con muchas emociones difíciles de mi infancia. Estoy lidiando con pesadillas. Hay momentos en los que siento que no puedo seguir adelante, que necesito renunciar, que no puedo soportar más el dolor. Me disparo fácilmente. Pero aún hay esperanza. SA me está ayudando a mantenerme sobria a pesar de todas esas emociones difíciles. Tengo un buen sistema de apoyo en SA. Tengo relaciones saludables en mi vida. Ya no estoy sola. Tengo una maravillosa terapeuta que me está ayudando a superar mis traumas mediante EMDR, terapia centrada en el trauma y sistema familiar interno.

En cuanto al aspecto físico, me diagnosticaron fibromialgia. Es un dolor crónico en todos los músculos de mi cuerpo. No hay cura radical para ello. Va de la mano con el estado mental. Así que tengo que encontrar un mecanismo de afrontamiento. No puedo mover mi cuerpo cuando estoy lidiando con un brote de fibromialgia. No puedo hacer mi actividad favorita en la vida, que es la fotografía y los diarios de arte, ya que requiere mucho esfuerzo y movimiento muscular. El dolor es insoportable. Estuve de vacaciones hace una semana. Hice mucho esfuerzo para disfrutar de mi tiempo, para salir y disfrutar de la belleza de la naturaleza y tomar fotos a pesar del dolor.

Estoy orgullosa de mí misma por mis pruebas. Con la ayuda del programa, la medicación y la terapia, fui capaz de realizar fisioterapia. Ahora voy al gimnasio con regularidad para trabajar mis músculos y mi cuerpo débiles. Al principio no podía aceptar que soy diferente a la gente del gimnasio. No puedo hacer ningún ejercicio o movimiento pesado. Lloré mucho. Ahora estoy trabajando en la aceptación, busco ejercicios adecuados para mí. Creo que hay luz al final del túnel.

En cuanto a la espiritualidad, estoy desarrollando una relación sana con mi Poder Superior. Tengo un buen concepto e imagen hacia mi Dios. Él no es el que castiga cruelmente. Es un Dios bondadoso y misericordioso. El me ama. Él sabe por lo que estoy pasando. Él está ahí para mí todo el tiempo. Él me está ayudando a tener una vida mejor. Ahora soy una buena profesora de inglés con buenas posibilidades laborales. No tengo ningún problema con la inseguridad financiera. Él me da muchas bendiciones. Hay ocasiones en las que me siento resentida con mi Poder Superior, pero el programa, mi sistema de apoyo y la terapia me están ayudando a retomar el rumbo. Asisto a reuniones con el grupo de Plainview Seaford. Son miembros increíbles. Tengo una buena madrina. Su nombre es Nicole y es muy útil. Ella me entiende muy bien y me anima hacer mi terapia y un trabajo mucho más profundo. En ella también tengo una amiga increíble.

Para ser honesta, la vida no es fácil. La vida es difícil. La recuperación también es difícil. Necesita rendición, aceptación, conexión y reconocimiento. A veces siento que me aburro, así que las voces de mi adicción me dicen que renuncie a la terapia y a la recuperación, incluso a la vida. Sé que eso no es una opción para mí. Debo pasar por el proceso de recuperación. Es mi viaje en la vida. Estoy muy agradecida de estar trabajando en cosas más profundas para ser mejor y tener una vida más estable.

Samar G., El Cairo, Egipto

Total Views: 56|Daily Views: 1

Share This Story, Choose Your Platform!